MJCACHÓN

La cancha sin graffittis, ¿deja de ser cancha?

Con 6 añitos parece que tenía unas capacidades bastante interesantes para los deportes. Mis profesores del colegio hablaron con mis padres para explicarles la importancia de empezar a jugar al fútbol en un equipo, para seguir desarrollando esas cualidades.

Mis padres fueron firmes en eso y por unas u otras causas, no vieron con buenos ojos que invirtiera tiempo por las tardes en deporte “formal” en un equipo.

Con el paso del tiempo, creo que esta fue una de las decisiones que más han determinado lo que después sería mi vida, mi forma de ser y mi mentalidad.

Seguí jugando al fútbol en el recreo pero empecé a jugar al basket en las clases de educación física, los años fueron pasando y finalmente conocí el basket de finales de los 80, los últimos coletazos de Dr J, el pleno apogeo de Jordan, y lo que quedaba de los Magic y los Bird.

Aquí ya podéis imaginar lo que entró en juego para poder aprender bien a jugar el basket:vhs basket

  • Grabar jugadas en VHS.
  • Verlas una y otra vez, repasando todos los detalles que no viste la vez anterior.
  • Visualizarte tu haciéndolas
  • Ponerlo en práctica, ensayar, entrenar, sin descanso
  • Perfeccionar lo aprendido
  • Volver al punto 1.

A los 13 años, ya sabía hacer rectificados en el aire, por debajo del aro, tirar en suspensión con bastante solvencia, sabía utilizar la mano izquierda y derecha indistintamente, tiraba muy rápido después de bloqueo, también paradas en 1 y 2 tiempos, en zona de 2 y 3 fluidamente, así como todo tipo de recursos técnicos: paso cambiado, perdida de paso, traspiés, variedad de fintas, cambios de mano y dirección, por la espalda, por debajo de las piernas, con reverso, entradas a aro pasado, a mano cambiada, etc.

Ayudó mucho que el verano antes de cumplir los 14, dedicaba más de 7 horas diarias a practicar, en las mismas canchas de siempre, sin focos ni iluminación, así que el fin del entrenamiento diario lo marcaba cuando se iba el sol.

Si a eso le añadimos que en aquel entonces, y al menos en mi barrio, la gente que jugaba al basket eran generalmente chicos y más mayores que yo. ¿Miedo?

Para nada, hoy sé que si juegas con gente mejor, solo puedes mejorar, así de sencillo, y si tienen más físico que tu, saltan o corren más, ¿qué puedes hacer?

Pensar, decidir, actuar más rápido que ellos.

Sin dudas, creo que estos aspectos fueron los que más me ayudaron a olvidar el fútbol y coger las riendas de un deporte tan distinto como es el baloncesto.

canchas sin graffitti

A los 14 años conseguí entrar en un equipo de basket, durante ese año, entrenando 2 días en semana, domingo a domingo fui anotando todas las estadísticas a mi alcance para ir midiendo cómo evolucionaba, cómo podía mejorar.

Ya sabéis eso de “lo que no se mide, no se puede mejorar”.

Ayer, 22 de octubre de 2013, “mis canchas” de toda la vida, cambiaron, dejando atrás los graffittis que daban personalidad a sus muros y raíces, para que su esencia hoy, quede reducida a un verde simple y común.

¿A qué viene todo esto os preguntaréis?

Pues viene a que llevo años aprendiendo y trabajando como SEO, haciendo cosas de marketing online, observando como crece y se contrae un sector que no parece conocer la crisis, pero la vive y sufre de cerca, irremediablemente.

Y en estos años, no soy capaz de enumerar cuántas veces he leído o escuchado esa mítica frase ya gastada y denostada de “El SEO ha muerto”.

Vale, puedo aceptar que ante el desconocimiento de qué es el SEO y otras hierbas del marketing online, la gente tenga dudas cuando Google saca su zoológico a pasear o hace ajustes en sus algoritmos o nos quiere meter el PPC hasta en la sopa….

Total, es su buscador y se lo f**** cuando quiere podrá hacer los ajustes que crea oportunos, crear los servicios que considere, es una empresa y tendrá que ganar dinero, correcto.

Lo del (not provided) no lo incluyo como algo aceptable, por las formas en las que se han ido desarrollando los acontecimientos y las explicaciones esgrimidas…..pero también lo tengo que nombrar, porque es otro reto con el que nos tenemos que enfrentar y que revertiremos, obviamente….Pero…. No vamos a entrar en este tema, que da para mil post.

Pero de ahí a ¿querer matar el SEO sistemáticamente? No, hombre, por favor, que buscadores hay muchos, podremos seguir optimizando “algo” en Google, Bing, Yandex, Facebook, Youtube, Spotify, App Store, …que todos son buscadores, ¿no?

Pero, ¿y si murieran los buscadores, morirían los SEOs? Mmmmmm, permitidme dudarlo, principalmente por el perfil todoterreno que puede alcanzar un seo: aspectos técnicos, conocimientos de marketing, semántica y contenidos, nociones de usabilidad y ux, base analítica….

Pero, entonces, ¿qué sacamos en claro de todo esto?

Aunque acabe pintada de color verde, esa cancha de basket seguirá manteniendo intacto su aspecto fundamental e inherente: el aro.

El color verde puede ser el ansia por matar el SEO, las mega SERPs que Google fuerza con Adwords por doquier, puede ser el efecto del (not provided), puede ser incluso el propio límite que tu le pongas a tu pasión, eso de “la zona de confort”…

Trasladar toda esta historia (real) al mundo digital y online, nos puede dar claves bastante accionables y útiles para extrapolar a proyectos y al día a día:

  1. Nunca es tarde para empezar en algo.¿Es SEO? ¿Es Analítica? ¿Afiliación? ¿Adwords? Pues sea lo que sea, no dejes que nadie te diga que no puedes dedicarte a ello, pero lo principal es saber qué.
  2. Cuando ya sabes lo que quieres, analiza cómo conseguirlo. Mucha gente dice, “quiero ser SEO”. Ok, perfecto, pues empieza por las normas básicas, analiza el entorno y céntrate en tener claro “cómo se juega”.
  3. El aprendizaje (constante) tiene que pasar por la práctica si o si. ¿Cómo sabes qué algo funciona o no? Si nos centramos en hablar de SEO, no existen 2 proyectos que sean iguales, primero porque hay infinidad de factores que los componen por separado, segundo porque pueden tener objetivos distintos, o distinta inversión, o recursos limitados. Por eso la actitud y mentalidad crítica es fundamental, nada en este mundo está escrito ni es “así porque sí”.
  4. Necesitamos recursos y tecnología. Encuentra “el VHS” de tu propio aprendizaje y explótalo a tu favor. Quizás necesites estar conectado con gente que hable del tema, leer manuales, blogs temáticos, asistir a eventos, hacer cursos,…y una vez te asientes, tendrás que saber detectar qué herramientas te funcionan para gestionar proyectos. Nada es absoluto y al final, hay que aprender a adaptar soluciones generales a situaciones o problemas concretos.
  5. Para triunfar, avanzar y evolucionar, hay que fracasar antes. De todos los errores obtendremos muchas respuestas y la válida experiencia de cómo no hacer algo. Sabiendo dónde nos hemos equivocado, podremos optimizar y perfeccionar procesos y proyectos, para situaciones futuras, es decir, aprender y mejorar.
  6. De la competencia también se aprende y mucho. Compite, ponte objetivos y retos, fíjate en qué hace tu adversario, sé creativo, y ya sabes, “aunque sean más grandes, rápidos y salten más”, siempre hay otras aptitudes que se pueden explotar.
  7. Cuando aprendas, evoluciones y mejores, no quites los pies del suelo. Se humilde, comparte y contagia tu pasión, sé accesible, sé tu mismo, a poder ser, dejando egos de lado, al fin y al cabo tu también empezaste de cero algún día.
  8. Intenta medir tus acciones y  evaluar los resultados, antes de tomar decisiones. Dentro de la definición de objetivos, existirán métricas de evolución. Si yo sé que hago 20 puntos, 12 rebotes y hago 4 faltas de media cada domingo, quizás deba tratar de mejorar mi faceta defensiva, para hacer disminuir el número de faltas cometidas.
  9. Mantente siempre alerta. Si estás informado, si estás al día, puedes adaptarte más rápidamente a situaciones cambiantes que puedan afectar tu profesión, tus proyectos. “La pared estaba ayer pintada de verde hasta la mitad”, ya estás en preaviso de la situación
  10. Con cada novedad, vuelve a empezar por el punto 1. Cada cosa nueva que vayas a emprender, necesitarás volver a empezar, ponerte en contexto de normas de juego, aprendizaje inicial, desarrollo de conocimiento y puesta en práctica, medición de acciones, etc. ¿El SEO es ya mobile? ¿Cuánta gente está haciendo SEO en Smart TVs? Percibimos como relativamente nuevas determinadas disciplinas que, como SEOs, ya nos van a exigir, de algún modo, volver a empezar.

 

Compartir es lo más...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+13Buffer this page

  12 comments for “La cancha sin graffittis, ¿deja de ser cancha?

  1. Patricia
    24 octubre, 2013 at 9:25

    Esto da para comentar con unos cafés. Me ha gustado mucho :)

    • 25 octubre, 2013 at 12:52

      Cuando quieras Pat, tienes pendiente venir a trabajar a emejotacueva 😀

  2. Irene
    24 octubre, 2013 at 11:11

    ¡Me ha encantado este post MJ!
    Estoy totalmente de acuerdo, si hay algo en la vida que te motiva -y para lo que cree tener talento- hay que ir a por ello, a pesar de las dificultades del entorno.
    Muchas gracias por compartir tus consejos y experiencias :)

    • 25 octubre, 2013 at 12:52

      Muchas gracias por tu comentario Irene, más viniendo de ti…

  3. Yo
    24 octubre, 2013 at 12:58

    He parado de leer en cuanto he visto SEO…. A lo primero … discrepo sobre tus habilidades con 13 años jajjajaja ;P

    A lo ultimo …. me encanta tu superación, tesón, fortaleza y determinación.

    :)

    • 25 octubre, 2013 at 12:45

      Hola Yo!

      Pues es una pena que se me borrase una de las cintas VHS con jugadas mías a los 14 años, tenía un par clavaditas a las que hacía Jordan (salvando las distancias, por supuesto), pero oye, hay que ponerse techo alto y fijarse de los pros, para aprender y a menos, si te quedas a medio camino, ya estarás llegando lejos.

      He leído hasta “Ultimo” que por cierto, lleva tilde en la “u” :p

      Gracias por el comentario 😀

  4. 24 octubre, 2013 at 14:24

    Un varios:
    Las de debajo de casa de mis padres, también las han pintado de verde y ya están otra vez con los grafiti, así que “don´t panic” :)
    Efectivamente, nunca olvidaré que fuiste una de las primeras chicas en el patio del colegio a la que vi hacer rectificados en el aire técnicamente buenos (a parte de mí :P, que empecé a probarlos más cuando te vi a ti :))
    Además de la metáfora, muy buen post tanto en la explicación del SEO como en la necesidad de afán de superación :). Felicidades

  5. 24 octubre, 2013 at 16:59

    Es un post ¡¡Genial!! De verdad que me ha encantado.

    Ojalá que mucha gente que está empezando en el mundo del marketing online o que empezó con mal pie en su momento leyeran esto y empezaran a entender las normas del juego.

    Es un decálogo brillante, enhorabuena :)

    pd: estos artículos me siguen dando fe en la blogosfera…

    • 25 octubre, 2013 at 12:47

      Gracias David, otra mucha gente lo verá como una frikada (que lo es) pero creo que casi cualquier cosa cotidiana, se aprende 😀

  6. 24 octubre, 2013 at 17:11

    “Nunca es tarde para empezar en algo. ¿Es SEO? ¿Es Analítica? ¿Afiliación? ¿Adwords? Pues sea lo que sea, no dejes que nadie te diga que no puedes dedicarte a ello, pero lo principal es saber qué”

    ¡Chapó!

    • 25 octubre, 2013 at 12:51

      Gracias Cesar, nos vemos!!

      • 25 octubre, 2013 at 13:48

        Gracias a ti por escribirlo… a ver si se lo leen muchos y les das una lucecita que seguir 😉

        Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Información de contacto

C/ Gran Vía 69, 9º, ático exterior centro
28013 Madrid
Telf.: 914 34 75 81