MJCACHÓN

El valor del SEO

Una pregunta que mucha gente se hace, si el SEO trata de optimizar la presencia en los resultados de búsqueda para los listados “gratuitos”, en otra perspectiva del PPC, que tiene un coste directo y explícito, entonces, ¿por qué el SEO no es gratis realmente?

Y de esta pregunta, pueden subyacer otras relacionadas como:

  • ¿El buen servicio SEO ha de ser caro?
  • ¿Es posible el SEO low cost?
  • ¿Cómo distingo entre presupuestos SEO desorbitados y el verdadero SEO de valor? ¿Qué debo tener en cuenta?

Entonces, ¿valen menos esas propuestas que a veces nos puedan llegar con garantías y ambiciosas promesas de posicionar palabras clave altamente competitivas, en poco tiempo y por cantidades irrisorias de dinero? ¿O debemos fiarnos del “cuanto más caro sea la propuesta, mejor”? ¿Cómo filtramos todo esto? in-seo-we-trust

Pues en mi humilde opinión el SEO vale y debería valer más de lo que a veces cuesta. Dentro de ese valor que puede ser percibido como algo meramente económico, se deberían extraer y dejar ver todas las cosas que existen de forma explícita, detrás de un proyecto, una estrategia y de un trabajo SEO.

El tiempo

Detrás de todo proyecto SEO existe un recurso llamado tiempo, que muchas veces funciona como un detonante para conseguir un valor añadido y ofrecérselo a quien te contrata.

En este sentido, el componente de investigar, testar, probar y analizar resultados, es un punto a tener muy en cuenta para realmente saber si, por ejemplo, nos afectan cambios del algoritmo, los enlaces no follow son aprovechables, o qué se yo, Google sigue los links de iframes.

Por otro lado, el tiempo como inversión para adquirir conocimientos, ya sea de forma autodidacta o mediante la inmersión en ciertas áreas formativas concretas, que me permitan como profesional ser más completo y abrir el abanico de fortalezas cuando me enfrente a proyectos SEO altamente competitivos.

Es una quimera aún, pero considero que todo consumo de recursos en algún momento deben ser recompensados, sin perder de vista nuestra capacidad para convertir el tiempo que invertimos en aprender y adquirir skills, en resultados objetivos y reales para el cliente o el proyecto que tengamos entre manos.

Si tienes tiempo, invierte algo en:

  • Algoritmia
  • Data mining
  • Grafos
  • Patentes Google / Twitter / Microsoft
  • Excel

La psicología

La capacidad de comprender el sector que rodea un proyecto, los competidores que luchan con uñas y dientes en las SERPS de Google por quedarse con lo suyo y a poder ser, con lo tuyo también. En entornos tan sumamente competitivos, hay que ser psicoanalistas avanzados que buscan soluciones efectivas de la mano de creatividad y altas dosis empíricas.

Cómo vamos a enfrentarnos sino, con este panorama de rivales orgánicos directos, si no explotamos la capacidad analítica de abstraer  situaciones para llevarlas a nuestro terreno y poder trabajar con ella en aras de una estrategia sólida y completa.

¿Y esto dónde se aprende?

Indudablemente, la experiencia y los proyectos que lleve un profesional a sus espaldas, podrán otorgarle estas capacidades para comprender los movimientos que hacen los usuarios de un determinado sector, el sentido común para detectar patrones y ser consciente de pautas de consumo, tendencias o estadísticas que puedan ser explotadas en un proyecto, y en suma , optimizar el beneficio a través de la consecución de mayores objetivos.

La clave para ahondar en una mayor psicología en estos entornos es parar, observar y pensar.

El sentido común

Si no eres capaz de distinguir entre la coherencia o la sensatez de una propuesta SEO y un precio incomprensiblemente bajo, donde todo está basado en cantidades infladas de directorios, links y promesas, te van a engañar. Seguro.

Existen muchas maneras de hacer una cosa, en SEO también, pero también corres riesgos. Sin esta capacidad de tomar decisiones basadas en la definición estratégica previa, sin sentido común,  estamos perdidos.

¿Entonces podríamos decir que esto aumenta el valor del SEO? Si, el sentido común ligado estrechamente con los conocimientos y la experiencia, son un grado a tener en cuenta en un profesional SEO, pero ojo, este tipo de profesional no abunda.

La forma de detectar esta capacidad es la argumentación lógica y científica de las cosas a las que se enfrente el proyecto en sí. A mi me gustaría oír explicar a algunos, cómo una web ha sido penalizada, por qué le ha afectado el Panda, o si esos 5.000 links gratuitos que consiguió, fueron el detonante a la bajada de posiciones.

Los conocimientos

El punto fuerte de todo profesional, junto con los puntos explicados anteriormente, radica en los conocimientos que consiga aglutinar y explotar. No se trata de cuanto más intente abarcar, mejor. No.

Conocimientos adecuados serán aquellos alineados con el trabajo que vamos a desempeñar, y como SEOs, vamos a necesitar conocer el funcionamiento de muchas cosas desde el punto de vista técnico, sobre todo.

El SEO no es o no debería ser el informático de turno, cada vez veo más gente que, como yo, viniendo de un sector puramente empresarial, nos zambullimos en este mundo online con el denominador común de la pasión por Internet. Sin esto, por muchos conocimientos que acumules, tengas o consigas, no serás más que un autómata.

Por eso, cuanto más profundo lleguen tus conocimientos, más valdrá (económicamente) cada hora de tu trabajo, aunque esto sea algo arriesgado de decir así.

Ahora párate a pensar, cuando veas un presupuesto SEO, todo lo que hay detrás.

Y si no eres capaz de diferenciar, siempre te quedará confiar en la Magia

Compartir es lo más...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+1Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Información de contacto

C/ Gran Vía 69, 9º, ático exterior centro
28013 Madrid
Telf.: 914 34 75 81