MJCACHÓN

Michael Jordan y el SEO

Muchos se preguntarán, ¿qué puede enseñarnos Michael Jordan en lo que se refiere a un proyecto SEO?

Pues no solo como figura reconocida como deportista profesional, actualmente retirado, también a través del merecidísimo reconocimiento mundial como mito de la historia del baloncesto profesional,  convierten a Michael Jordan en un cúmulo de valores extrapolables a la vida, el deporte y a muchos ámbitos empresariales.

¿Por qué no llevarnos esas lecciones desde la pista de basket al SEO?

Su libro “Mi filosofía del triunfo” viene a ser el memorandum de un grande, quizás, el mejor jugador de todos los tiempos, donde deja entrever su actitud frente a la vida, sus reacciones ante la adversidad, cómo se puede transformar un fracaso en una ilusión para seguir trabajando, de la mano de un afán voraz de superación diaria, una constancia indescriptible, y un espíritu de equipo que también hizo posible, entre otros reconocimientos, su entrada en el Hall of Fame de la NBA.

De esta forma, la inspiración en nuestro mundo SEO, puede venir de la mano de la imitación de valores básicos en ocasiones, arriesgados en otras y valientes en otras tantas:

Metas: “Paso a paso, no concibo ninguna otra manera para lograr las cosas”

mi-filosofia-del-triunfo-michael-jordanNecesitamos definir dónde estamos y dónde queremos llegar, a través de una clara estrategia que marque los objetivos realistas a lograr: tráfico orgánico, rankings, leads, etc.

La capacidad para ser pacientes e irtrabajando paso a paso, nos puede ser de mucha utilidad, primero para no hacernos falsas expectativas, segundo para ir controlando los avances de forma paralela a nuestras acciones, y tercero, para hacer que esos avances, sean buenos o no tan buenos, nos hagan seguir mejorando y retroalimentando nuestro aprendizaje.

Esa planificación previa será la que nos ponga en un contexto correcto, por ejemplo, si a través de una campaña de enlaces de una magnitud equis he logrado llevar palabras clave a un meritorio top 30, quizás debamos revisar qué está fallando en la implementación de nuestra estrategia, para no alcanzar el objetivo inicial, que marcamos en obtener el top 10.

Así, nuestro intento por perfecionar los procesos nos puede dar un aprendizaje brutal, evitándonos frustraciones futuras y llevando a cabo objetivos a corto plazo, que todos sumados entre sí, se conviertan en la consecución de los objetivos marcados al inicio, en SEO normalmente, más de medio y largo plazo.

Temores: “El temor es una ilusión”

Desde la premisa de que todo reto implica un riesgo, que está asociado a la posibilidad de fracasar, de no conseguir llevar a buen puerto la tarea iniciada. Tal vez por eso, en ocasiones no se analizan las consecuencias que tendrían nuestras acciones, para evitar asociarlo con un aspecto negativo, el de no conseguir el fin perseguido.

En SEO cada vez encontramos mayor competencia, el mercado sigue madurando y exista cada vez más formación de marketing online, blogs especializados donde se ofrecen recursos, manuales y formas reales de posicionar páginas web, siguiendo (o no) los criterios de calidad marcados por Google.

La confianza en nuestro conocimiento, nuestro equipo y en nuestra experiencia como SEOS, debe vencer siempre el posible temor que paralice nuestras acciones o reacciones. Desde la definición realista de objetivos, debemos trabajar por llegar a nuestra meta, sin miedo ni temor a fracasar, con el ahínco de un profesional íntegro, activo, ilusionado…

Si después de todos los esfuerzos por alcanzar ese % de aumento tráfico orgánico que pactamos, no logramos obtenerlo con nuestra estrategia, de nuevo sin miedo ni temores, afrontaremos esta derrota como la excusa para seguir trabajando y aprendiendo, como experiencia que nos fortalece como personas y profesionales.

Compromiso: “No hay caminos fáciles”

Es indispensable apostar por el día a día, por la constancia de un trabajo bien hecho, con el compromiso del esfuerzo y la ilusión por lograr las metas sin caer en la impaciencia o en “hacer las cosas a lo loco”. En este punto pueden diferir detalles, si los proyectos son in-house o en una agencia, sin embargo, en ambas hay que hacer las cosas creyendo al máximo en ellas, sin medias tintas, obviando los atajos fáciles y caminos alternativos que pueden llevarnos directos al fracaso estrepitoso.

En un área tan compleja y competida como es el SEO, necesitamos limitar al máximo las excusas para evitar caer en la mediocridad, eso sí, aprendiendo de los obstáculos y las distracciones, que podrán entorpecer la consecución de objetivos, pero jamás deberán detener nuestro camino. Esa aceptación de nuestras responsabilidades de un proyecto SEO, son las que nos harán invertir horas en investigar, testar, probar una y otra vez, analizar multitud de situaciones adversas, dudar y preguntar, documentarte ampliamente,  pelear contra un panda, o simplemente silenciar a unpajarillo distractor icon smile Michael Jordan y el SEO

Trabajo en equipo: “El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia, ganan campeonatos”

Los talentos individuales incrementan su rendimiento y eficacia si se enmarcan dentro de un equipo, tal y como un puzzle de piezas que encajan unas con otras a la perfección. Llevado esto al entorno de un proyecto SEO, quizás sea ingenuo y utópico pensar que un equipo pueda empastar así de bien, más cuando en muchas ocasiones, el proyecto SEO propiamente dicho, es llevado por una única persona.

El equipo al que debemos mimar y concienciar, está formado por todas aquellas personas que tienen protagonismo de un modo u otro, dentro de las implicaciones que salpicarán el proyecto SEO en ciernes: redactores de contenidos que optimizarán sus textos de cara a SEO, desarrolladores que implementarán aspectos técnicos de servidores y otros factores on-page, consultores que analizarán a la competencia, social media managers que quizás puedan colaborar compartiendo contenidos de una determinada manera,…y así hasta llegar a todos los perfiles que tomen parte en nuestro plan.

Todos y cada uno de ellos serán importantes, pondrán su granito de arena en la consecución de los objetivos, aunque no sean sus fines directos, pero formarán parte de tu equipo, el que idílicamente se sacrificará por el bien colectivo, en vez del beneficio individual. Como bien aprendió Mike en North Carolina, “si los objetivos se conciben y logran como equipo, las carreras individuales destacarán por si mismas”

Lo Básico: “En el instante mismo en que nos alejamos de lo básico, los cimientos se debilitan hasta derrumbar toda la estructura”

A partir de las cuestiones básicas en lo que refiere a un proyecto SEO, podemos ir desarrollando nuestras habilidades como profesionales, adquiriendo nuevos conocimientos, accediendo a aspectos más técnicos, y en suma, creciendo desde conceptos básicos que luego podremos usar para llegar a aptitudes más sofisticadas.

En esta línea, parece impensable que nadie pueda llamarse a si mismo SEO, sin conocer en detalle cómo funciona un buscador o los factores que éste toma en cuenta para devolver la información. Esa puede ser la base primaria más básica para después, ahondar en otros factores relevantes que afectan al posicionamiento orgánico de las webs objeto de nuestros planes.

Liderazgo: “Si las palabras no están respaldadas por el buen rendimiento y el trabajo duro, no servirán para nada”

Dicen que una imagen (con atributo ALT) vale más que mil palabras, así que lo que proyectemos como responsables de un proyecto, sobre el resto de componentes del equipo, será la percepción del esfuerzo que se está realizando. Ese liderazgo viene otorgado por un lado, por el afán de superación y la capacidad de sobreponerse a advesidades e imprevistos, y por otro, por la seguridad que transmita al resto del equipo, fundamentadas en el respeto mutuo desde la posibilidad de demostrar sus habilidades, dando ejemplo.

Este team leader, en SEO, es una figura que en ocasiones, sabrá como actuar para no transmitir presión al equipo, que conocerá la forma de motivarlos para sacar lo mejor de ellos, que tendrá respuestas a todas (o casi todas) las dudas que puedan surgir, y sobre todo, que  guiará el camino a seguir en la ardua tarea de conseguir objetivos altamente competitivos.

Así que ya sabéis, en el SEO, en la vida y en el deporte, be water my friend, primero andar y luego correr icon wink Michael Jordan y el SEO

Compartir es lo más...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Información de contacto

C/ Gran Vía 69, 9º, ático exterior centro
28013 Madrid
Telf.: 914 34 75 81